Nos toca defender la democracia en Brasil

Por Rodolfo Romero Reyes

«A vida é combate, que os fracos abate,
que os fortes e os bravos só pode exaltar».

Gonçalves Dias

Rafa encaja en uno de los estereotipos de dirigente estudiantil latinoamericano. Es delgado, joven, pelo largo y enredado, chivo y bigote con un estilo bohemio y alternativo. Lo ves en la calle, caminando por su universidad, y dan ganas de conversar con él, saber que estudia, acompañarlo a una fiesta.

Puedes tropezártelo al frente de una manifestación estudiantil llevando bien en alto una bandera de la UNE de Brasil o de la latinoamericana OCLAE. Tiene un pulóver con la imagen de Chávez, pero no lo necesita para tener su ejemplo consigo día a día. Es un universitario orgulloso de la historia del movimiento estudiantil en su país. Solo bastaron unas preguntas iniciales para que diera rienda suelta a sus narraciones. Empezamos hablando de la historia del movimiento estudiantil y terminamos dialogando acerca de la realidad actual, difícil, compleja, que se vive hoy en Brasil cuando la derecha intenta hacer naufragar la democracia. Su nombre es Rafael Bogoni, y en representación de la UNE de Brasil, integra el secretario ejecutivo de la OCLAE.

El movimiento estudiantil brasileño tiene una larga historia de lucha. La primera experiencia de organización estudiantil a nivel nacional fue la Federación de los Estudiantes Brasileros, en 1901. En 1902 se crea la primera agremiación estudiantil en una escuela. En 1910 es realizado entonces el I Congreso Nacional de Estudiantes, en São Paulo. Tras varios intentos de crear una organización máxima nacional de unidad del movimiento estudiantil brasilero, en el día 11 de agosto de 1937 se funda la Unión Nacional de los Estudiantes (UNE). Desde ese momento su historia se mezcla con la de Brasil.

En sus primeros pasos, la UNE acompaña el surgimiento de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) y se opone fuertemente al nazifascismo. La organización presionó mucho en las calles al presidente Getúlio Vargas para que luchara contra los avances de Hitler, Mussolini y sus aliados. La lucha en las calles de Brasil en contra de los integralistas (movimiento que apoyaba los fascistas e intentaba fortalecer esta ideología en Brasil) fue tarea permanente de la UNE. En 1942, se torna por ley en organización representativa de los universitarios brasileños.

En la década de 1940 los estudiantes universitarios y secundarios participaron con fuerte protagonismo y liderazgo de la campaña «O Petróleo é Nosso» (El petróleo es nuestro), donde nació Petrobrás, responsable por reivindicar el oro negro y las riquezas de nuestro suelo para el pueblo brasileño.

En este periodo, el 25 de julio de 1948, acontece el primer Congreso Nacional de Estudiantes Secundaristas, y se crea la Unión Nacional de Estudiantes Secundaristas (UNES), que en 1949 cambió el nombre para el actual, Unión Brasilera de Estudiantes Secundaristas (UBES).

En 1956, siendo Helga Hoffman la primera presidenta mujer de la UBES, los secundarios pararon la capital de Brasil con la «Revolta dos Bondes», en lucha contra el aumento de los precios del transporte público.

En 1961, las organizaciones estudiantiles tuvieron que garantizar la posesión del presidente João Goulart (Jango), tras la renuncia de Jânio Quadros. Mientras los estudiantes y el gobierno de Jango impulsaban la campaña por las Reformas de Base —esenciales para el desarrollo del país como la reforma educacional—, las élites prepararon el golpe civil militar que ocurrió en la madrugada del 31 de marzo para el 1 de abril de 1964.

Los años siguientes serían de fuerte resistencia de la juventud y los estudiantes.

En una gran marcha en 1968 fue asesinado el estudiante secundarista Edson Luís, mártir de la lucha contra la dictadura. En su funeral marcharon más de cincuenta mil personas en las calles.

Tras un largo periodo de clandestinidad, persecución, encarcelamientos, torturas, desapariciones, muertes, pero mucha resistencia y lucha, incluso a través de guerrillas, la UNE hizo su Congreso de reconstrucción en 1979. Seis años después volvió a la legalidad. La UBES hizo su cónclave en 1981, y también volvió a la legalidad en 1985.

En este periodo nace también la Asociación Nacional de Postgraduados (ANPG). Ellos también se organizaron en la clandestinidad. A finales de la década del ochenta, recorrieron el país haciendo la lucha por la ciencia brasilera y formando sus Asociaciones de Postgraduados por los estados.

Logramos entonces quitar la dictadura y, junto con los movimientos estudiantiles de muchos países de América Latina, dar fin al Plan Cóndor en nuestra región, volviendo a recomponer la democracia.

Al final de la dictadura en Brasil, en 1985, pedíamos las elecciones directas, con la consigna «Diretas Já» (Directas Ya). Después de 21 años pudimos elegir nuevamente un presidente.

Los estudiantes siempre tuvieron una importante posición en las elecciones presidenciales en Brasil y en los rumbos de la política nacional. En los periodos más recientes, tras la redemocratización, salimos a las calles en los mayores movimientos protagonizados por los estudiantes brasileros. Nuestro movimiento «Caras Pintadas», derrumbó a Fernando Collor de Melo. Millones de estudiantes empezaron la lucha en contra de los gobiernos corruptos neoliberales. La década del noventa estuvo marcada por mucha lucha en contra de los proyectos de privatización. En este contexto hicimos una fuerte campaña en contra de la mercantilización de la educación y el desmonte de la enseñanza pública.

Hacia 1999 el movimiento estudiantil lanzó la Primera Bienal de Arte y Cultura de la UNE. En el mismo periodo el Comandante Fidel Castro participó del Congreso de la UNE en Belo Horizonte, Minas Gerais.

Con el ciclo de gobiernos progresistas en América Latina, en Brasil una amplia alianza de fuerzas democráticas y populares puso en 2002 a un metalúrgico y sindicalista por primera vez en la presidencia del país, Luís Inácio Lula da Silva.

El gobierno de Lula comenzó con muchas movilizaciones y transformaciones en la educación. Los estudiantes se movilizaron en las calles y en las universidades, haciendo marchas y debates por la Reforma Universitaria.

El programa universidad para todos, garante de becas para estudiantes de baja renta en universidades particulares; el programa de reestructuración y expansión de las universidades públicas y el programa nacional de acceso a la enseñanza técnica, fueron de los primeros avances del gobierno.

También alcanzamos las cuotas para estudiantes negros, indígenas y de baja renta en la universidad pública y gratuita, y en un periodo más reciente también en los postgrados. En los últimos 15 años el movimiento estudiantil también se diversificó mucho, actuando hoy en movimientos de estudiantes negros, feminista, LGBT, entre otros.

En 2013 la UNE, UBES y ANPG tuvieron participación en las históricas movilizaciones de junio que pusieron millones en las calles por más derechos, reformas y cambios en las estructuras de la sociedad. Muchas y diversas banderas fueron fortalecidas como la reforma del sistema de movilidad en las ciudades; la lucha por la desmilitarización de la Policía Militar, herencia de la dictadura; la democratización de los medios de comunicación, todavía bajo monopolio de seis familias; la Reforma Política, con el cierre del financiamiento privado a las campañas electorales; entre otras.

Las organizaciones estudiantiles también lucharon y conquistaron en 2013 el estatuto de la juventud, garantizando más derechos a esta parcela de la población, cerca de 50 millones de brasileros, una cuarta parte de la población. En 2014 logramos que se aprobara la inversión del 10 por ciento del PIB en la educación en el Plan Nacional de Educación (PNE) hasta 2024, el 75 por ciento de los royalties del petróleo y el 50 por ciento del Fondo Social del Pré-Sal (fondo creado para la inversión pública social de los recursos del petróleo descubierto en las profundidades del mar, debajo de las camadas de sal, mucho más rentable que el común).

En 2015 fue el año de luchar en contra la reducción de la imputabilidad penal, y los intentos del Congreso Nacional más conservador de la historia del país de dañar los derechos logrados por la juventud. Los estudiantes secundarios, muchos inspirados también por el movimiento secundarista de Chile, tomaron más de doscientas escuelas en todo el país, actualizando el sentido de las tomas como herramientas de lucha, por una nueva escuela y un sistema educacional más incluyente y con más inversión de los estados.

En 2016 las tres organizaciones brasileñas (UNE, UBES y ANPG) que componen la plataforma continental unitaria de los estudiantes de América Latina y Caribe, están en fuerte lucha en contra del golpe que las élites quieren dar en Brasil. Un golpe que tiene objetivos claros: quitar derechos, entregar nuestras riquezas al extranjero, y poner al país una vez más bajo los mandos del imperialismo yanqui.

Nos toca defender nuestra democracia. La derecha en nuestro país intenta frenar un periodo de avances de derechos y conquistas de nuestro pueblo. Diputados y senadores involucrados con casos de corrupción intentan quitar definitivamente del poder a una presidenta contra quien no existe ninguna prueba de corrupción y que fue legítimamente elegida por 54 millones de brasileros. Un golpe hecho por las élites del capital financiero, industrial, los grandes medios de comunicación, sectores del judiciario, articulados con la derecha en otros países de la región. Todavía resistimos y vamos a seguir luchando por nuestra democracia, libertad, soberanía, en contra de cualquier tipo de represión y persecución a nuestros movimientos, militantes y nuestros pueblos. El movimiento estudiantil y social brasilero está muy unido, a través del Frente Brasil Popular y el Frente Pueblo Sin Miedo. Vamos a hacer marchas, actos y movilizaciones en todo el país, todas las semanas.

Los intentos de desestabilización influyen en muchos de los países de la región. En las ganas de tener al pueblo latinoamericano y caribeño bajo sus manos nuevamente. La derecha en nuestro continente, a servicio del imperialismo, persigue, reprime, mata, desestabiliza economías y sistemas políticos, quita derechos. Pero se olvidan que nuestros pueblos unidos son capaces de mover montañas, ya nos decía Martí que seamos unidos como la Plata en las raíces de los Andes.

La capacidad de unidad de acción de nuestros movimientos es el arma más fuerte que tenemos. Así es el movimiento estudiantil y social latinoamericano, grandioso, unitario, capaz de cambiar los rumbos de nuestra región. En este momento, en cada país, resistimos a los avances del conservadorismo, de los buitres y tiburones que quieren sacar nuestras riquezas.

La OCLAE siempre tuvo el rol de defender los derechos de la juventud, de los estudiantes y de nuestros pueblos. Siempre luchó por una educación pública, gratuita y de calidad, por una América Latina unida y solidaria, por la soberanía de nuestros países y en contra el imperialismo. Esta vez no podría ser diferente.

En los años que están por venir, la lucha antimperialista seguirá siendo una de las principales preocupaciones de la OCLAE y su red.

Nos acercamos al centenario de la Reforma de Córdoba. Las proclamas de aquellos estudiantes siguen actuales, es necesario relanzar el Manifiesto Liminar. Nos toca luchar y seguir soñando con un mundo mejor, más justo y solidario, una educación de calidad con libre acceso, y una tierra libre de opresiones imperialistas, fascistas, oligarcas o de cualquier tipo.

Esta entrevista se publicó por vez primera en el libro «La revolución se hace en la calle. Una mirada al movimiento estudiantil latinoamericano», que pertenece a la colección Juventudes en Cuba, de la editorial Ocean Sur.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s